F. Capdevila-R. Peñate devuelven el ŠKODA Fabia WRC a los puestos de honor


Ha sido una locura, pero… bendita locura”

El pasado fin de semana se celebró la 43ª edición del Rally Isla de Tenerife, valedera tanto para el provincial de Tenerife como para el Campeonato Regional de Rallyes, y bajo la organización de la Escudería Rallyten Sport que cumplió correctamente su labor, en un día caluroso pero donde la afición pudo disfrutar de un gran rally con muchos alicientes para mantenerse al borde de la carretera.

Uno de esos alicientes era la vuelta a los rallyes tras tres años de su última participación, del veterano piloto tinerfeño Fernando Capdevila, en esta ocasión, más forzado por sus obligaciones y compromisos como director deportivo del equipo Disa Copi Sport, que por propio interés. La necesidad de analizar los motivos del persistente fallo que ha hecho abandonar el ŠKODA Fabia en los últimos rallyes, para devolverlo a Domingo Alonso después de tres años dar espectáculo por nuestras islas, unido a la indisponibilidad de su chofer titular, hicieron que Fernando decidiera “in extremis” su participación a modo de test. Copiloto y notas improvisadas, un hombro en plena rehabilitación y un coche desconocido para él, no fueron impedimentos para que el polifacético piloto nos brindara la que ha sido posiblemente su mejor actuación, no por los tiempos conseguidos, lógicamente muy lejos de los conseguidos con el Focus WRC, sino por la demostración de profesionalidad y pundonor demostrada ante la adversidad.


Tras un primer bucle de toma de contacto, los tripulantes del ŠKODA WRC con los colores de Poema del Mar, DISA, ŠKODA Financial Services, Powersic, Naviera Armas e Integral del Automóvil, fueron poniendo el coche a su gusto, para mejorar en el segundo e instalarse en la sexta posición después de superar al Porsche de Pegrutrans y presionando al Mitsubishi de Marco Lorenzo. En el histórico tramo de Cuesta de las Tablas se colocaron en el quinto puesto y a partir de ahí intentar llevar el coche a meta, con incipientes problemas físicos y mecánicos, como lo demuestra el 17º puesto de la última especial cronometrada.
Fernando Capdevila analizaba su experiencia: «El Fabia debía ser probado tras la última actualización de Weverssport y nada mejor que hacerlo en carrera. La imposibilidad de disponer de su piloto habitual me ha obligado a tomar la decisión y creo que hemos hecho lo correcto. Ha sido una locura, pero… bendita locura. Los acontecimientos se precipitaron, y primero tuve que conseguir la autorización médica. Tampoco tenía libre a mi copiloto de siempre, David Rivero, así que tenía que tirar de un valor seguro. Uno de los pocos copilotos qué me apetecía conocer, Rogelio Peñate, aceptó la invitación, y ha sido un gran acierto. Se ha adaptado a mis complicadas notas a la primera y ha realizado un gran trabajo. Finalmente debo reconocer que ha sido un honor pilotar esta joya al menos una vez…y que no sirva de precedente. Es un gran coche, pero conducir cualquier WRC es un privilegio, y ya nadie me va a quitar esa experiencia. Tanto el Fabia como yo aguantamos hasta el banderazo final, cumpliendo el objetivo tanto en lo deportivo como en el cumplimiento de mis obligaciones. Ahora a descansar…¿Uno, dos, tal vez diez años?. Si yo supiera cuando me voy a curar de esta maravillosa enfermedad que llevo en la sangre, os lo diría. De momento vamos a dejarlo en un: GRACIAS Y HASTA LA PROXIMA.”


Este programa es posible gracias a la firme apuesta que realizan por nuestro deporte, grandes marcas como Poema del Mar, ŠKODA Canarias, DISA, Naviera Armas, Integral del Automóvil y Powersic.

Deja un comentario