Industria estudia reasignar fondos no agotados del Movea a la compra de vehículos eléctricos

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) –

   El director general de Industria y Pyme en funciones, Víctor Audera, ha asegurado que el Gobierno está estudiando reasignar los fondos del Plan Movea, de incentivo a la compra de vehículos eficientes, que no se han gastado hasta la fecha (de unos entre 3,5 y 4 millones de euros), con el fin de destinarlos a aportar más ayudas a la adquisición de versiones eléctricas de turismos, vehículos comerciales, motocicletas y también de bicicletas.

   Así, apuntó que en el capítulo de ayudas a las infraestructuras (4,5 millones de euros) contemplado en el presupuesto total de 16,6 millones de euros del Plan Movea no se han agotado las ayudas, por  lo que el importe restante se destinará a la compra de vehículos eléctricos, que sí han tenido mucha demanda.

   Audera explicó, en el marco de un curso organizado por la APIE, que el Plan Movea está nominalmente agotado y subrayó que el objetivo de esta reasignación es derivar fondos no gastados a un capítulo con mayor demanda. Así, destacó que las motocicletas eléctricas podrían recibir unos 500.000 euros de los cerca de 4 millones de euros no gastados para las infraestructuras.

   “El presupuesto que teníamos para las motocicletas eléctricas se ha consumido antes incluso que el de los coches y ahora estamos pensando hacer una reasignación de recursos”, aseguró, al tiempo que señaló que están en esa fase ahora, después de que se haya gastado poco en el capítulo de infraestructuras.

   En cuanto al conjunto del Plan Movea, Audera señaló que los fondos se han agotado muy rápido, por lo que aseguró que están estudiando la posibilidad de lanzar un plan “a tres o cuatro años”, con un objetivo claro para 2020 y con un presupuesto asignado para dicho ejercicio.

PLAN PIVE.

   Por otro lado, señaló que el Gobierno seguirá apoyando al sector del automóvil en el futuro, aunque aseguró no saber si en el futuro habrá más ediciones del Plan PIVE, que apoya la compra de coches nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo, a pesar de que ha servido para renovar el parque y para impulsar a un sector que estaba en problemas.

   “Los planes PIVE llegaron en un momento muy oportuno, cuando el sector tenía muchos problemas. Fue un revulsivo necesario para cambiar la tendencia negativa y para que el automóvil volviera a repuntar. No sé si habrá nuevos PIVE, depende del nuevo Gobierno”, añadió.

   Asimismo, resaltó que el Plan PIVE debe tener un carácter estacional, ya que si se mantienen las ayudas a la compra durante el tiempo deja de tener el efecto deseado de incentivo de renovación del parque.

VOLKSWAGEN.

   Por otro lado, calificó como “lamentable” el caso del software utilizado por Volkswagen y resaltó que su raíz nace en la diferencia que existe entre las emisiones que se homologan en el laboratorio y las que se registran en condiciones reales de utilización.

   Por ello, indicó que, en el seno de la Unión Europea, se está trabajando para reducir este ‘gap’ y para alcanzar una homologación más real. “El objetivo es reflejar de la mejor forma posible las condiciones reales”, añadió.

   Audera indicó que en el Ministerio de Industria se están interesando en que el cliente quede satisfecho con la solución que le ha aportado. Además, indicó que se está trabajando con el fabricante para homologar la modificación técnica necesaria de los modelos Seat fabricados en España, que son sobre los que tiene competencia y que en algunos casos es más complicada que en otros.

Deja un comentario