La red de concesionarios de Hyundai en España logrará una rentabilidad de hasta el 2,4% en 2016

La red oficial de concesionarios en España de la firma automovilística surcoreana Hyundai está previsto que cierre el ejercicio 2016 (aún no se cuenta con los datos definitivos) con una rentabilidad sobre facturación que estará por encima del 2%, con entre un 2,3% y un 2,4%, según aseguró el director general de Hyundai España, Leopoldo Satrústegui.

En el marco de la presentación internacional del nuevo i30, Satrústegui calificó como positivas estas cifras y aseguró que la previsión de rentabilidad para el presente ejercicio de la red comercial de la marca en España contempla alcanzar una cifra del 2,5%.

El director general de la firma asiática en España apuntó que la previsión de ventas para el presente ejercicio estima superar la evolución general del mercado, con un volumen de unas 55.000 unidades, lo que supondrá un aumento de cerca del 10% en comparación con las cifras contabilizadas en 2016.

A lograr este volumen de ventas contribuirá la llegada de la nueva generación del i30, que ya está disponible en el mercado español, y del que la compañía prevé matricular al menos 12.500 unidades en el mercado nacional a lo largo de 2016, un 25% más respecto a las cerca de 10.000 unidades comercializadas en 2015.

Satrústegui apuntó que esta mejoría de sus matriculaciones en España se enmarcará dentro de un crecimiento del conjunto del mercado español de cerca del 6%, hasta más de 1,2 millones de turismos y todoterrenos. Esta previsión no contempla la puesta en marcha de un plan de renovación del parque similar al extinto Plan PIVE.

Contando con un programa de incentivo al achatarramiento de vehículos antiguos, el directivo indicó que la estimación de crecimiento de mercado se incrementaría a una progresión de un 10%, lo que supondría entre 40.000 y 50.000 unidades adicionales.

En este sentido, afirmó que desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) están hablando con el Gobierno para exponerle la necesidad de este tipo de medidas, con el fin de rejuvenecer el envejecido parque automovilístico español, lo que tendría beneficios en términos medioambientales y también de seguridad.

De esta forma, Satrústegui se mostró a favor de la implementación de un nuevo programa de incentivo a la renovación del parque automovilístico español y también de uno de impulso a los vehículos de energías alternativas, puesto que los planes Movea tienen dotaciones presupuestarias muy pequeñas y demasiado diversificadas.

Deja un comentario