Los asistentes de conducción generarán unos ingresos de más de 1.000 millones a Bosch en 2016

STUTTGART (ALEMANIA), 11 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch prevé alcanzar unos ingresos de más de 1.000 millones de euros en concepto de sistemas de asistencia a la conducción en 2016, según informó la empresa en un comunicado.

   Bosch apuntó que en 2016 será la primera ocasión en la que la corporación supere esta cifra en toda su historia por esta área de negocio, donde actualmente trabajan unos 2.500 ingenieros en todo el mundo, cerca de 500 personas más que el año pasado.

   La compañía explicó que está trabajando en la simplificación de la búsqueda de plazas de aparcamiento y en la automatización del proceso de estacionamiento. Así, el miembro del consejo de administración de Bosch Dirk Hoheisel resaltó que la movilidad del futuro “empieza hoy”, gracias a la tecnología ‘smart parking’.

   La empresa alemana apuntó que fabricantes de automóviles, operadores de aparcamientos, ciudades y comunidades de todo el mundo son los posibles clientes interesados en los sistemas de aparcamiento automatizado.

   “Al ofrecer servicios inteligentes, Bosch también tiene en cuenta la ardua tarea que supone para los conductores buscar una plaza libre de aparcamiento, con lo que se ahorra tiempo y se reduce el estrés”, aseguró Hoheisel, que afirmó que en Alemania se necesita una media de diez minutos para encontrar una plaza libre.

   La compañía señaló que consigue reducir este tiempo mediante sensores especiales de ocupación de las plazas libres de aparcamiento o parkings que detectan o informan sobre los espacios disponibles o con sensores de ultrasonidos que localizan huecos en la calle.

   El directivo de Bosch subrayó que el que los coches vayan directamente a las plazas libres también ayudará a reducir la contaminación, ya que en Alemania los conductores recorren una media de 4,5 kilómetros mientras buscan sitio para aparcar.

   “El parking, tal y como lo conocemos hoy en día, está llamado a desaparecer en el futuro”, afirmó. Así, la compañía confía en que, “incluso antes del final de la década”, los coches conducirán por ellos mismos hasta una plaza libre de parking gracias a la tecnología Bosch.

Deja un comentario