Los fabricantes de lubricantes no repercutirán a los clientes el sobrecoste de recoger el aceite usado

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) –

   El consejo de administración del sistema integrado de gestión de los aceites industriales usados (Sigaus) ha decidido asumir y no trasladar a los consumidores el sobrecoste de la gestión del aceite usado en España, según informó en un comunicado.

   Sigaus indicó que esta decisión se enmarca en un entorno de bajos precios del petróleo y de caída de la demanda de los productos procedentes del tratamiento de este residuo y resaltó que durante este ejercicio incrementará un 59% de media la financiación de las actividades de recogida de este producto usado que realizan las empresas con las que tiene contrato, “con el objetivo de seguir garantizando la recogida gratuita y correcta gestión de este residuo peligroso”.

   La organización apuntó que creará un sistema de financiación progresivo basado en las dos variables que más repercuten los costes de recogida, como son la distancia a recoger hasta el punto productor y el volumen recopilado. La intención es aportar más dinero en zonas más alejadas de núcleos urbanos, en las que esta actividad es más cara.

   De esta forma, se ha definido un abanico de financiación, que parte de una subida del 10%, en el caso de la financiación de la recogida en 193 municipios (incluyendo todas las grandes ciudades) que se benefician de economías de escala. Además, se pagará hasta 4 veces más (más de 80 euros por tonelada de aceite usado) por la recogida en 6.600 municipios españoles (el 80% del total de municipios) en los que captar el aceite usado requiere largos desplazamientos para obtener pequeños volúmenes.

   El sistema integrado de gestión apuntó que la finalidad de esta financiación es adaptarse al entorno de bajos precios del petróleo y aplicar las medidas necesarias para seguir cumpliendo con sus obligaciones en relación con la recogida de los lubricantes usados.

   “El nuevo sistema supondrá un importante esfuerzo económico para el Sigaus, que será asumido íntegramente por sus empresas adheridas, sin que sea trasladado, por el momento, al consumidor”, añadió.

   El director general de Sigaus, Eduardo de Lecea, apuntó que se asume “sin matices” la responsabilidad de seguir garantizando la correcta gestión del aceite usado en España, recogiéndolo de forma gratuita, siempre que el residuo cumpla con las especificaciones y al que se le da un tratamiento medioambiental correcto.

   “Evidentemente, en la coyuntura actual, aportar esa garantía nos exige un esfuerzo económico adicional. Vamos a realizar dicho esfuerzo sin repercutirlo al consumidor, aumentando sensiblemente la financiación de la recogida, de forma global, pero de forma muy especial en aquellas zonas donde esta recogida conlleva unos costes mayores”, subrayó.

Deja un comentario