Opel podrá alcanzar las 120.000 unidades anuales en España y una cuota del 8%

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) –

   La marca automovilística alemana Opel tiene potencial para alcanzar un volumen de ventas en España de 120.000 unidades anuales dentro de dos años, lo que le permitirá hacerse con una penetración en España del 8%, según indicó el director general comercial de General Motors España, Enrico de Lorenzi.

   La previsión de la empresa es que sus matriculaciones en el mercado nacional alcancen alrededor de 91.000 unidades (turismos y vehículos comerciales) al término del año que acaba de terminar, lo que supondrá un crecimiento de cerca del 11% si se compara con las 82.000 unidades comercializadas en el año pasado.

   De Lorenzi, en una entrevista concedida a Europa Press, explicó que este crecimiento por encima del estimado para este ejercicio por el impulso que supondrá la nueva generación del Astra, nombrado Coche del Año en Europa en 2016, así como por la llegada de la versión familiar Tourer, por la renovación del Mokka y del Zafira Tourer.

   El directivo estimó que el mercado automovilístico español, que cerró 2015 con un volumen de unos 1,05 millones de turismos y todoterrenos, registrará una progresión de entre el 6% y el 7%, lo que supone una ralentización en comparación con los últimos años, aunque señaló que la evolución dependerá mucho de la situación política. En esta línea, señaló que, en su opinión, el volumen natural del mercado nacional, “que no es el actual”, debería situarse en 1,3 millones de turismos y 200.000 vehículos comerciales al año.

   La marca, que cerró el ejercicio pasado como la cuarta más vendida de turismos, no tiene el objetivo de lograr una plaza determinada en el mercado o de lograr la primera posición, sino que su meta es satisfacer a sus clientes y lograr que cuando los consumidores valoren comprarse un coche piensen en su marca “como una opción válida”.

   Por otro lado, De Lorenzi subrayó que la red de concesionarios de la compañía en España obtuvo una rentabilidad media sobre facturación del 0,83%, lo que supone un aumento de más de una décima respecto a los datos contabilizados durante 2014. Así, resaltó que únicamente el 17% de sus puntos de venta perdió dinero en 2015, mientras que hay otros que están obteniendo márgenes por encima del 2%, lo que para él es una cifra adecuada para poder reinvertir en el negocio.

SALIDA DE CHEVROLET.

   Por otra parte, el máximo responsable comercial de General Motors España apuntó que el fin de la comercialización de modelos de la marca Chevrolet en Europa no ha ocasionado un daño para la marca Opel, aunque tampoco una gran ventaja en términos de ventas o de posicionamiento en el mercado.

   “En España nunca hemos tenido la sensación de competir contra Opel y no creo que nos hayamos aprovechado de la desaparición de ésta, aunque hemos mantenido un elevado número de reparadores y los usuarios de Chevrolet continúan sus vehículos en nuestra red”, aseguró.

   Sobre el plan estratégico de la empresa, que contempla lograr ‘breakeven’ al cierre de este año, De Lorenzi subrayó que la filial española hasta el momento “ha hecho su trabajo” y destacó que la multinacional está inmersa en una ofensiva de producto internacional, a través de la que lanzará 29 nuevos modelos al mercado hasta 2020.

Deja un comentario