Skoda celebra su 25 aniversario en el grupo Volkswagen, período en el que ha invertido 11.000 millones

MLADÁ BOLESLAV (REPÚBLICA CHECA), 12 Abr. (EUROPA PRESS) –

   La firma automovilística checa Skoda celebra en 2016 el 25 aniversario de su integración en el consorcio alemán Volkswagen, período en el que ha invertido más de 300.000 millones de coronas (unos 11.000 millones de euros) en el desarrollo de nuevos modelos, en actividades de I+D y en la expansión de su capacidad productiva.

   Según informó la compañía durante el evento de celebración del aniversario, Skoda se ha convertido en uno de los pilares de la economía de la República Checa y en una de las empresas con una mayor plantilla en el país, ya que da trabajo a cerca de 28.500 personas que ejercen su actividad en las factorías de Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí.

   De esta forma, la compañía tiene previsto realizar una inversión de 7.200 millones de coronas (267 millones de euros) en Kvasiny hasta 2018, lo que le permitirá crear 2.000 nuevos puestos de trabajo y servirá para reforzar su posición como uno de los principales inversores y empleadores del país.

   Durante el acto, el presidente del consorcio automovilístico alemán Volkswagen, Matthias Müller, resaltó el éxito de la colaboración entre Skoda y Volkswagen durante los últimos 25 años y señaló que ambas empresas trabajarán de forma conjunta para adaptarse a los nuevos retos a los que se enfrenta la industria, como son la digitalización, el empuje tecnológico y la conectividad.

   Müller afirmó que hace 25 años el grupo aprovechó la oportunidad de integrar Skoda en su negocio y resaltó que en la actualidad la industria de la automoción está viviendo una transformación hacia la digitalización, por lo que afirmó que centrarán sus esfuerzos en este sentido en los próximos años para continuar siendo un actor relevante en el sector y también para recuperar la confianza de los clientes.

   Por su parte, el primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka, afirmó que esta colaboración entre las dos empresas es un gran ejemplo del proceso de privatización que experimentó el país tras la caída del Telón de Acero y subrayó que las inversiones realizadas por Volkswagen desde entonces han permitido a la firma ser uno de los pilares del país.

   “Desde principios de los 90, Skoda ha creado más de 11.000 puestos de trabajo en el país. Nuestro Gobierno pretende crear un ambiente propicio para la inversión y el ejemplo de Skoda demuestra que esta estrategia está funcionando bien”, añadió Sobotka.

   El presidente de Skoda, Bernhard Maier, por su parte, apuntó que la firma está “en buena forma”, que cuenta con un gran equipo y que está preparada para los retos a los que se tendrá que enfrentar en el futuro, ya que lanzará nuevos productos al mercado y seguirá invirtiendo en I+D.

   Al mismo tiempo, destacó la confianza que tiene Skoda por parte del grupo Volkswagen y la libertad que dejan para trabajar. Maier resaltó el gran trabajo de todos los trabajadores de la compañía y también el diálogo con los sindicatos, que ha sido uno de los aspectos que ha contribuido al éxito de la empresa durante estos 25 años.

   “Lo que empezó como un fabricante de una única línea de producto, con unas ventas anuales de 170.000 unidades a principios de los 90 se ha convertido en una compañía automovilística internacional con seis líneas de modelos y más de 40 versiones”, añadió el directivo de la compañía, que apuntó que en la actualidad la firma fabrica en 14 plantas en todo el mundo y vende más de un millón de vehículos al año.

Deja un comentario